Memoria de calidad

MEMORIA DE CALIDAD CASAS DE MADERA

 

Plantearse la construcción de una vivienda es un proceso que suele llevarse de manera paulatina. Lo habitual cuando se empieza a afrontar el proyecto es que no se tengan decididos la mayoría de los acabados y los materiales que estarán presentes en la futura casa. Por ese desde Kolbeg ofrecemos en primera estancia unas calidades de alta gama que, en lo que se refiere a acabados, son totalmente personalizadas a gusto de cada cliente.Todo lo diseñamos y construimos a medida, pero a la hora de hacer una primera estimación nos basamos en las siguientes calidades.

 

  Cimentación


 

El cálculo y ejecución de la cimentación es la fase más esencial de la construcción de la vivienda, ya que se encargará de soportar todo el peso de la estructura de la casa. Tras el desbroce de la zona de construcción se harán las zanjas de cimentación y saneamiento que normalmente serán de 60×60 cm. En ellas se ejecutará la zapata corrida de hormigón y sobre ésta se levantara la losa corespondiente a la medida. Se debe tener en cuenta que el tipo de cimentación podrá variar en función del terreno, de la inclinación o de si la vivienda lleva sótano o no. Una de las ventajas de nuestro sistema constructivo es que esta fase es la única que necesitará de un tiempo de secado, uno de los motivos por los que en Kolbeg podemos construir en tan solo 3-6 meses.

Una de las principales características que hacen que una casa se considere un bien inmueble es que cuente con cimentación. Se trata del fundamento, la parte más esencial y probablemente menos vistosa de la construcción de un edificio. Una buena cimentación garantiza una estructura sólida y un edificio resistente. Su labor es trasladar las cargas del edificio al terreno y por ello ha de calcularse estrictamente y es, sin lugar a dudas, una fase muy complicada de planear y ejecutar.

 

Trabajos previos


Antes de proceder a la ejecución de la cimentación de la vivienda es necesario acondicionar el terreno.Un terreno de cuya composición se conoce mediante el estudio geotécnico que previamente se ha realizado y cuyas consideraciones y especificaciones se tendrán en cuenta a la hora de decidir el tipo de cimentación a adoptar, así como el tipo de hormigón y de acero a emplear. Estos cálculos se realizan en la fase de proyecto de la vivienda a construir, y forman parte de los cálculos de la estructura portante de la vivienda.En primer lugar, en cualquier caso, se realizará un desbroce de la parcela que no es sino retirar la capa superficial o capa vegetal del terreno.

Una vez hecho el desbroce se hará un primer replanteo, que consistirá en señalar el espacio que ocupará la vivienda delimitando los muros perimetrales sobre el terreno. Es decir, se dibujará la silueta de la futura casa. A partir de ahí se procederá a la explanación y nivelación del terreno para establecer una plataforma de trabajo y ejecutar la excavación de la propia cimentación. Una vez preparada la zona de trabajo se procede al replanteo de zanjas en caso de haberse determinado cimentación mediante zapatas corridas. Básicamente consiste en marcar sobre el terreno las zapatas correspondientes, no sólo a los muros perimetrales, sino a todos los muros de carga sobre los que apoyará el edificio que no necesariamente tendrán que coincidir con la distribución de las distintas habitaciones de la vivienda.

 

Realización de la cimentación


Se procederá entonces a la excavación de las zanjas con una profundidad y anchura según cálculos, normalmente de 60cm de ancho por otros 60 cm de profundidad. Esas zanjas se arman con armadura de acero corrugado, o mallazo, y a continuación se procede al hormigonado (bombeado o no),  y a su vibrado y curado. Una vez el hormigón se encuentra en las zanjas y ha endurecido, lo que habrá de hacerse es replantear los muros de apoyo,  que se ejecutarán sobre las zapatas para elevar la vivienda. De este modo el forjado de planta baja (también llamado forjado sanitario) no apoyará directamente sobre el suelo. Este muro de ladrillo tendrá una altura de entre 50 y 70cm y, en función del tipo de terreno, puede que requiera de una impermeabilización especial, drenaje perimetral o simplemente un revestimiento de enfoscado o de monocapa

Cimentación bajo sótano


En ocasiones la composición del terreno, la inclinación de la parcela o simplemente las preferencias de los clientes pueden llevar a la realización de un sótano. En ese caso se profundizará la excavación realizando un vaciado de la zona a ocupar por el sótano y los muros perimetrales del mismo que se ejecutarán en hormigón o ladrillo en función de la altura de tierras que deban contener. Evidentemente estos muros contarán con su correspondiente impermeabilización y drenaje exterior, al menos hasta la altura de las tierras, pudiendo realizarse huecos para instalar ventanas en dicho muro.

En definitiva, la cimentación, dependiendo del resultado del informe del estudio geotécnico, será calculada y ejecutada por zapatas aisladas y vigas, zapatas combinadas, zapatas corridas, pozos, losas continuas de hormigón armado, y una amplia variedad y tipología de cimentaciones especiales y específicas para cada tipo de terreno y edificación a construir sobre el mismo. En nuestro caso, aunque lo más habitual suele ser la zapata corrida, lo cierto es que para cada proyecto se realiza un estudio a medida para ver cuál será la mejor solución.

Estructuras


La característica más destacada de las casas que construimos es el sistema de entramado ligero de madera. Un sistema extendido en los países más desarrollados económicamente y que ofrece infinidad de ventajas y posibilidades constructivas y arquitectónicas. Un sistema rápido, eficiente y respetuoso con el medio ambiente ya que no se emplea agua en el montaje de la estructura y la madera constructiva proviene de bosques sostenibles de tala controlada. Toda la madera que empleamos en Kolbeg es KILN DRIED, es decir, desecada en secadero y con un porcentaje de humedad inferior al 18%, certificada con calidad C22. La tabiquería, los forjados, y la estructura de cubierta se ejecutan en apenas un mes gracias a la rapidez del sistema y a la profesionalidad de nuestros equipos de construcción La característica principal de una casa llamada de estilo canadiense es el sistema de entramado ligero de madera con el que se construye la estructura. Se trata de un sistema versátil y flexible que permite cualquier solución arquitectónica que se quiera imaginar. El uso de materiales de primera calidad se torna imprescindible cuando hablamos de la estructura de una vivienda sea en madera (o en otro sistema) y, en ese sentido, en Kolbeg sólo trabajamos con los más altos estándares en materiales.

La madera que se emplea tanto en forjados como en tabiquería y cubierta proviene de bosques de tala controlada de pícea, pino y abeto, lo que por sus siglas en inglés se conoce como SPF. La calidad de la madera que utilizamos es C22, y tiene la característica de ser KILN DRIED, es decir, está certificada como desecada en secadero, lo cual implica un contenido de humedad inferior al 18% que hace que la madera en sí sirva como regulador natural de la temperatura y de la propia humedad. Por otro lado, ese contenido, unido al tipo de madera SPF,  hace que ésta sea una madera a la que no atacan los insectos xilófagos. Para cumplir los protocolos de seguridad, y calidad marcados con los estándares de Kolbeg, toda la madera estructural se importa desde países cuyo sistema de construcción es el de entramado ligero, como, Noruega, Suecia, Alemania , Austria, Bulgaria, Romania, Rusia, grandes productores de madera constructiva.

Característica de la estructura de la vivienda


El conocimiento del terreno será determinante para la elección de la cimentación de la vivienda.
Estará supeditado al proyecto básico y de ejecución.
 

1°- Hormigón de limpieza de 60 cm de ancho y 10 cm de alto.
2°- Zapata Corrida: la sección de zapata sería de 60 cm de ancho y 30 cm de alto, con un armado en parrilla de redondos de diámetro 12 mm cada 15 cm, en las dos direcciones.
3º- Muro de uno o dos hileras de bloques de hormigón sobre la zapata de hormigón, con un armado de redondos de 8 mm de diámetro cada 15 cm en las dos direcciones. Al hormigón se le añadirá aditivo hidrofugante.
4°- Material de relleno, piedra, grava, arena,
5º – Placa de EPS de 40-60 mm de espesor, resistencia térmica mínima R= 2,60 m²*k/w (material aislante en interior de la solera).
6º- Capa de separación lámina de polietileno.
7°- Solera de hormigón armado de 12-15 cm de canto sobre la estructura portante de bloques de hormigón armado.
8º- El alzado exterior del muro y sobre solera de hormigón irá impermeabilizado con imprimación bituminosa.

 

Para garantizar la durabilidad de la estructura en condiciones de uso adecuado se utilizará vigas de madera laminada encolada GL24h fabricadas según EN 14080 lo que se sobredimensionan las necesidades que marca la normativa.
• Revestimiento exterior – Sistema SATE – El mejor sistema para eliminar puentes térmicos – Fachada exterior en mortero de cemento:
La mas alta calidad en sistemas de aislamiento térmico exterior de fachadas.
Resistencia térmica mínima de las paredes exteriores R= 7,00 m²*k/w
Rendimiento térmico, la lambda (o conductividad térmica) varía entre λ=0.038W/(m.k) à λ=0.033W/(m.k)


Opcional por deseo expreso del cliente se puede optar por cualquier otro tipo de material utilizado habitualmente en las construcciones, lamas de madera machihembrada , tablones de cemento de cemento, aplacado de piedra tanto natural como artificial.

Pared exterior sistema SATE, espesor total 225-235 mm



1°- Mortero de cemento decorativo coloreado de 5-10 mm de espesor de marca WEBER color a elegir.
2°- Mortero de cemento capa previa de 5-10 mm de espesor para eliminar los puentes térmico (para sistemas de aislamiento SATE).
3°- Malla.
4°- Adhesivos mortero cola (soporte para aplicar la capa previa).
5°- Placa de EPS de 40-60 mm de espesor, resistencia térmica mínima R= 2,60 m²*k/w (aislantes sistema SATE).
6°- Lámina impermeable transpirable “TYVEK” permite salir el vapor de agua interior mientras ofrece una impermeabilidad total a las fachadas y cubiertas.
7°- Cerramiento exterior estructura, OSB3 12 mm de espesor, R= 0,09 m²*k/w.
8°- Estructura vertical, montantes de madera de 60 x 120 mm (más 2 armaduras de refuerzo superior de 60x120mm)
9°- Fijaciones sistema SATE (taco de anclaje).
10°- Perfiles de refuerzo (para SATE y para revoco sobre placas de exterior).
11°- Aislamiento térmico 120 mm de espesor resistencia térmica mínima R= 4,05 m²*k/w con lana de roca mineral de marca URSA, ISOVER ó similar.
12°- Cerramiento interior estructura, OSB3 9 mm de espesor, R= 0,06 m²*k/w
13°- Lámina impermeable transpirable permite salir el vapor de agua interior mientras ofrece una impermeabilidad total a las fachadas y cubiertas.
14°- Soporte de madera de 40 mm de sección para montaje de revestimiento interior (cámara, espacio interior para las instalaciones).
15°- Panel yeso laminado de marca PLADUR de 15 mm de espesor (opcional friso de madera).
16º- Elemento durmiente inferior de los paneles, estructura horizontal tablones de madera de

  • Pared exterior tipo fachada ventilada / Tablones de cemento reforzado / Sistema CEDRAL: espesor total 346-350 mm (a presupuesto)


    1°- Tablones de cemento reforzado CEDRAL para montar solapado de 10 mm de espesor.
    2°- Rástreles de madera de 25/45 mm de sección para ventilación de la fachada y montaje del revestimiento exterior.
    3°- Lámina impermeable transpirable “TYVEK o ONDULIN 130g” permite salir el vapor de agua interior mientras ofrece una impermeabilidad total a las fachadas y cubiertas.
    4°- Placa de EPS de 40-60 mm de espesor, resistencia térmica mínima R= 2,60 m²*k/w (aislantes para sistema S.A.T.E).
    5°- Pasta adhesiva para la adhesión de placa EPS.
    6°- Cerramiento exterior estructura, OSB3 12 mm de espesor, R= 0,09 m²*k/w.
    7°- Estructura vertical, montantes de madera de 60 x 120 mm de sección (más 2 armaduras de refuerzo superior de 45x150mm).
    8°- Fijaciones sistema SATE (taco de anclaje).

 

Pared interior, espesor total 130 mm


1°- Panel yeso laminado de marca PLADUR de 15 mm de espesor (opcional friso de madera).
2°- Estructura vertical, montantes de madera de 60×120 mm de sección (más 2 armaduras de refuerzo superior de 45x100mm).
3°- Aislamiento térmico-acústico 120 mm de espesor resistencia térmica mínima R= 1,35 m²*k/w con lana de roca mineral de marca URSA, ISOVER o similar.
4°- Cámara, espacio interior para las instalaciones.
5° – Panel yeso laminado de marca PLADUR de 15 mm de espesor (opcional friso de madera).
6º – Elemento durmiente inferior de los paneles, estructura horizontal tablones de madera de 60×120 mm de sección (armadura de refuerzo).
7°- Estructura base inferior de madera de 60×120 mm de sección (armadura de refuerzo) con imprimación previa a tratamiento con emulsiones bituminosas.
8°- Lamina bituminosa para evitar la transmisión de humedad por capilaridad.

Entreplanta (planta baja y planta primera):



1- Parqué o Gres
2º- Soporte para montaje de parqué, barrera antihumedad y tiras de capa aislante que amortigua el sonido y nivela el pavimento.
3°- TABLERO MAARINO 20-22 mm de espesor, cerramiento superior de la estructura..
4°- Aislamiento térmico 100 mm de espesor resistencia térmica mínima R= 2,60 m²*k/w con lana de roca mineral de marca URSA, ISOVER ó similar.
5 – Sistema de viguería de 60x,200,220 mm de sección en madera maciza y madera laminada GL24H (armaduras de refuerzo según cálculos de carga estructurales).
6°- OSB3 9 mm de espesor (cerramiento inferior).
7°- Lámina impermeable transpirable “TYVEK 130g” para mejorar la eficiencia energética en edificio y ofrecer protección contra la condensación y la infiltración de agua y aire.
8º- Soporte de madera de 25/45 mm de sección para montaje de revestimiento interior (este espacio sirve para cámara interior para las instalaciones)
9°- Panel yeso laminado de marca PLADUR de 13 mm de espesor (opcional friso de madera).
Nota: Los pavimentos estarán supeditados a la autorización del cliente antes de entrega en la obra.

 

 Cubierta


 

Cuando un cliente busca un estilo canadiense o clásico para su vivienda lo normal es que tenga en mente una cubierta a dos o más aguas. En este tipo de cubiertas los aleros se proyectan fuera de la fachada ofreciendo un espacio de protección para la misma tanto del sol como del agua, el cual calcula al milímetro nuestro equipo de arquitectos para aprovechar al máximo la orientación de la vivienda para rentabilizar la incidencia del sol. La cubierta, además, se ejecuta de manera que tenga una ventilación natural y se consiga así una barrera térmica más, a la par que estructuralmente implica una construcción más sólida y eficiente.

El material de revestimiento que proponemos para la cubierta de casas clásicas es la pizarra natural de color negro, o bien la pizarra canadiense, el acabado más habitual en las casas de Norteamérica. Los remates de limas y aleros, por su parte, se realizan en chapa lacada, mientras que para el revestimiento inferior de aleros proponemos un acabado de friso de madera de abeto barnizado.

Hay que distinguir entre lo que es una cubierta inclinada y una plana. Cuando nos referimos a diseños clásicos lo normal suele ser que estemos hablando de tejados a dos o más aguas mientras que en el caso de las casas modernas nos centramos más en las formas geométricas cúbicas y en los planos rectos. Así, a la hora de elegir uno u otro estilo la propuesta de materiales variará. En el caso de las viviendas de estilo canadiense la cubierta estará ventilada y el revestimiento empleado será o bien pizarra natural o bien pizarra canadiense. Mientras tanto en las casas de estilo moderno el punto de partida será una cubierta no transitable impermeabilizada con una doble capa de lámina asfáltica (que cuenta con 10 años de garantía). Una de las condiciones que más claramente marcan el estilo arquitectónico de una vivienda es su cubierta. A simple vista identificamos como moderna o clásica una casa en función de si su parte superior es plana o inclinada. Si bien es cierto que no se trata de un matiz excluyente, sí que es verdad que se trata quizá de la parte más identificativa, y cada una conlleva una serie de diferencias técnicas. En cualquier caso, desde Kolbeg consideramos una primera diferenciación la forma de la cubierta y, en función del estilo proponemos una serie de calidades de partida que por supuesto son completamente personalizables a gusto de cada cliente.

Cubiertas de casas clasicas


Cubierta tipo inclinada aislada-ventilada sobre el desván ó buhardilla:


1°- Teja cerámica mixta
2°- Soporte de madera de 25/45 mm de sección para montaje de la teja.
3°- Soporte de madera de 25/45 mm de sección para la ventilación.
4°- Placa de EPS de 40-60 mm de espesor, resistencia térmica mínima R= 2,60 m²*k/w (aislantes para sistema S.A.T.E).
5°- Cerramiento superior OSB3 de 12-15 mm de espesor
6°- Aislamiento térmico 200,220 mm de espesor, resistencia térmica mínima R= 5,40-5,60 m²*k/w con lana de roca mineral de marca URSA, ISOVER ó similar.
7°- Sistema de viguería de 45×200,220 mm de sección en madera maciza y madera laminada GL24H (armaduras de refuerzo según cálculos de carga estructurales).
8°- Cerramiento inferior OSB3 9 mm de espesor R= 0,06 m²*k/w
9º- Lámina impermeable transpirable “TYVEK 130g” para mejorar la eficiencia energética en edificio y ofrecer protección contra la condensación y la infiltración de agua y aire.
10º- Soporte de madera de 25/45 mm de sección para montaje de techo falso (para las buhardillas).
11°- Techo falso con panel yeso laminado de marca PLADUR de 13-15 mm de espesor, opcional friso de madera (para las buhardillas).

 

Cubiertas de casas modernas


Cubierta tipo plana invertida transitable:


1º- Albardilla de chapa, (cerramiento superior del paramento vertical).
2°- Mortero de cemento decorativo coloreado de 5-10 mm de sección de marca WEBER color a elegir…
3°- Mortero de cemento capa previa de 5-10 mm de sección para eliminar los puentes térmico (para sistemas de aislamiento SATE).
4°- Malla.
5°- Adhesivos mortero cola (soporte para aplicar la capa previa).
6º- EPDM lámina impermeabilizante de caucho sintético indicada para todo tipo de impermeabilización.
7º- Paramento vertical, calidad igual al pared y fachada exterior.
8º- Pintura impermeabilizante de poliuretano para cubiertas y terrazas de excelente resistencia al agua y a la humedad.
9º- Cemento de nivelación de aprox. 40-60 mm de espesor para formación de pendiente mínima del 2%.
10°- Placa de poliestireno extruido (XPS) de 40-60 mm de espesor resistencia térmica R= 0,90-1,20m²*k/w
A diferencia de los poliestirenos EPS, XPS tiene también una buena capacidad como aislante acústico.
11º- EPDM lámina impermeabilizante de caucho sintético indicada para todo tipo de impermeabilización.
12°- TABLERO MARINO de 20-22 mm de espesor, cerramiento superior de la estructura.
13º- Aislamiento térmico de 200 mm de espesor, resistencia térmica mínima R= 5,04 m²*k/w con lana mineral de marca URSA, ISOVER ó similar.
14º- Estructura horizontal de madera maciza de 60×220 mm y madera laminada GL24H (armaduras de refuerzo según cálculos de carga estructurales).
15º – OSB3 de 9 mm /espesor, cerramiento inferior de la estructura.
16°- Lámina impermeable transpirable “TYVEK 130g” permite salir el vapor de agua interior mientras ofrece una impermeabilidad total a las fachadas y cubiertas.
17º- Soporte de madera de 25/45 mm de sección para montaje de techo falso.
18°- Techo falso con panel yeso laminado de marca PLADUR de 13-15 mm de espesor, opcional friso de madera.

La casa moderna, como comentábamos al principio, se identifica claramente con formas cúbicas y líneas rectas, además de otra serie de características. En ese sentido se requieren de unas labores de drenaje y aislamiento más complicadas de lo que sería una cubierta inclinada (en ese caso es la propia gravedad la que desagua el tejado). A la hora de evaluar un proyecto moderno en primera estancia, nuestra propuesta parte de una cubierta plana aunque en función del diseño también se puede hablar de cierta inclinación.

En caso de hablar de cubierta plana, en principio no se contemplaría como transitable aunque se trata de una opción que se puede llevar a cabo sin problema. La impermeabilización de este tipo de tejado se realiza con una doble capa de lámina asfáltica que, como material, cuenta con 10 años de garantía. El remate superior de los petos, en cambio, se ejecuta con chapa de aluminio lacado en color.

Este es el punto de partida de Kolspain, teniendo claro siempre que a la postre la última palabra es de cada cliente tanto en lo que se refiere a acabados como en lo concerniente a estilo y diseño. Nuestros arquitectos y nuestro departamento técnico se encargarán de asesorar y ofrecer cualquier material susceptible de ser empleado en cubierta de manera que el aspecto y la funcionalidad de la vivienda sea, en definitiva, tal y como cada cliente lo ha soñado.

 Aislamiento e impermeabilización


Más allá del diseño de nuestras casas y de la versatilidad del sistema constructivo si algo destaca en Kolbeg es la eficiencia energética de nuestras viviendas. En ese sentido es clave el aislamiento que conseguimos en cada construcción, no en vano, a mismas condiciones, nuestras casas ahorran en torno a un 60% respecto a la construcción tradicional en lo que se refiere a calefacción y aire acondicionado. Desde la lana mineral natural, lana de roca y etc., cualquier material aislante es susceptible de ser empleado en nuestras casas. Pero no sólo del material aislante depende nuestra rentabilidad energética, también el hecho de que la estructura sea de madera aporta merced a la capacidad aislante de este material y a su capacidad de ruptura de puente térmico. No hay nada que identifique mejor una casa de Kolspain que el aislamiento. La eficiencia energética y el consiguiente ahorro energético que conseguimos en todas nuestras casas no tienen punto de comparación en el mercado. Sólo gracias al aislamiento ahorramos entre un 50% y un 60% de consumo en calefacción y aire acondicionado.

 Las casas más eficientes del mercado


Hay que tener en cuenta que el sistema de entramado ligero de madera se emplea en los países más desarrollados del mundo en cualquier latitud y en cualquier clima. Canadá o Australia, Suecia o Estados Unidos, países con temperaturas muy altas y muy bajas e incluso con grandes oscilaciones de verano a invierno que requieren de un sistema altamente eficiente de manera que se consiga no sólo un ahorro, sino un alto grado de confort. Como prueba del aislamiento que este sistema es capaz de ofrecer podemos hablar del estándar passivhaus, el cual está basado en la construcción con entramado ligero. De la misma manera, hay países como Francia que subvencionan las viviendas construida con este sistema merced no sólo a su aislamiento, sino a la poca incidencia en el medio ambiente que supone el proceso constructivo.

 Aislamiento e impermeabilización de KOLBEG


El material que se utiliza en muros perimetrales, cubiertas y forjados de planta baja como aislamiento térmico acústico es la lana mineral natural. En fachada el grosor de dicho aislamiento será de 16 cm, mientras que en cubierta de 24 cm y en forjados 8 cm.

Además en el forjado sanitario se instala una banda de foam célula cerrada que ejerce de barrera impermeabilizadora.
Los muros exteriores, por su parte, se protegen con una barrera impermeable y transpirable (deja que la estructura respire mientras que la protege de la humedad exterior) que está formada por microfibras de polietileno marca TYVEK.

Además del asilamiento se apuesta por una cámara de aire ventilada tanto en los muros exteriores como en cubierta y forjado sanitario.
De cara al interior se instala una barrera de vapor interior de polietileno de 0,15 milímetro que sella las paredes perimetrales así como los techos.
Como opción a elegir ofrecemos también la posibilidad de emplear aislamiento 100% ecológicos como el cáñamo natural, la celulosa proyectada, “Gutex” de fibras de madera o cualquier otra opción que el cliente elija.

 Tabiqueria


La separación entre las distintas estancias en nuestras casas se realiza a través de tabiques que rentabilizan la superficie construida estableciendo un ratio de 1,15 metros cuadrados construidos por cada metro cuadrado útil. Esa relación supera lo habitual en la mayoría de sistemas constructivos donde estaríamos hablando de un ratio 1,25/1. La estructura de estos tabiques se realiza con montantes de 2×4” SPF cada 40 cm, los cuales se cubren con placas de yeso de 15 mm en paredes y de 13 mm en techos. Se consiguen así unos tabiques de 12 cm de grosor, alcanzando los 15 en caso de contar con alicatado y los 18 si ese alicatado se encuentra a ambos lados de la pared. En baños y cocina se colocan 10 cm de lana mineral natural así como alrededor de bajantes de pluviales y fecales. La distribución interior de una vivienda está sólo limitada por la imaginación de cada uno. En construcción no existe nada imposible si se calcula de manera correcta. En el caso de la madera, además, contamos con un material que resulta mucho más ligero que los empleados en otros sistemas constructivos, lo cual implica que la ejecución de espacios diáfanos y variaciones estructurales resulte mucho más sencilla. En cualquier caso, más allá de las ventajas estructurales, la tabiquería interior de una casa de Kolbeg tiene una serie de características que a continuación detallamos.

 Rentabilidad del espacio 


En construcción cuando se habla de superficie de una vivienda o de cualquier edificio se habla siempre de metros cuadrados construidos. En ese sentido hay que tener en cuenta la relación entre superficie construida y superficie útil. Así, mientras que en construcción tradicional hablamos de 1 m2 útil por cada 1,25 m2 construido, con entramado ligero de madera esa relación se reduce hasta 1 m2 por cada 1,15 m2, lo cual conlleva que con la misma superficie obtenemos mayor espacio interior. Esto se debe al menor grosor de los tabiques que, como ya explicamos en el detalle de la estructura, están realizados con montantes de 2×4” SPF. Estos montantes se colocan cada 40 cm y se cubren con placas de yeso de 15 mm de grosor (13 mm en techos).
Los tabiques en sí tienen por lo tanto un grosor de 12 centímetros, de ahí la mencionada rentabilidad de la superficie construida. En el caso de que uno de los lados del tabique esté alicatado ese grosor pasa a ser de 15 cm (18 si son los dos lados). En las zonas húmedas como pueden ser los baños o algunas paredes de la cocina, en el hueco de la tabiquería se incorporan también 10 cm de material aislante e impermeable. Algo que también se hace alrededor de las bajantes de pluviales y fecales. Por supuesto, si se busca insonorizar o aislar especialmente una habitación por algún motivo (sala de cine, lugar de ensayo, etc) no existe ningún tipo de problema.

 Las placas de yeso en paredes


El sistema de placas de yeso se inventó para el sistema constructivo de entramado ligero de madera, de ahí que sea el sistema idóneo en el que emplear esta solución. La gran ventaja de emplear estas placas es la heterogeneidad de las paredes que se consigue, con superficies lisas y estéticamente impecables.
Por otro lado, a la hora de colgar cualquier tipo de cuadro o mueble no reviste ningún tipo de problema, en contra de la extendida y errónea creencia popular. Existen tacos especiales para yeso para cuadros y elementos decorativos con un peso medio; y para grandes muebles o televisores pesados se emplean unos detectores de madera que indican en qué lugares de la pared existe un montante en el que poder fijar el mencionado mueble (o televisor)

 Carpintería exterior


Nuestra propuesta en carpintería son unos estándares de eficiencia y hermeticidad acorde al aislamiento del resto de la vivienda. En ventanas se incluye una carpintería en PVC blanco, pudiendo ser también aluminio en color con rotura de puente térmico en el caso de las casas de estilo moderno. Las persianas serán de aluminio con aislamiento de poliuretano en su interior, mientras que los vierteaguas serán de piedra caliza. En las casas de estilo clásico si se instalan ventanas en cubierta éstas serán Fakro o Velux. El cristal empleado en todas las ventanas será cristal inteligente, con control solar y bajo emisivo. En cuanto a la puerta de entrada, tanto en estilo clásico como moderno se opta por una puerta de PVC blanco reforzada que además contará con aislamiento. El aislamiento y la estanqueidad de una vivienda no depende exclusivamente del grosor de los muros y del material aislante en los mismos. Es en los huecos de fachada (puertas y ventanas) donde encontramos los puntos débiles de la casa si no se emplean los acabados correctos ni se consigue el sellado necesario para ayudar al mantenimiento de la temperatura exterior. En Kolbeg apostamos por una serie de calidades que hemos probado y aprobado para conseguir que la eficiencia que consiguen las casas que construimos no se vea mermada. De nuevo absolutamente todo queda a elección del propietario de la casa, lo que en principio proponemos son calidades que cumplen con el estándar de Kolbeg tanto a nivel estético como de calidad constructiva.

 Ventanas y perfiles


La propuesta de partida en lo referente a la carpintería de las ventanas es la de PVC blanco. En el caso de las viviendas de estilo moderno, dado el aspecto industrial y minimalista que en ocasiones se desea conseguir, se puede optar también por unas ventanas de aluminio en color con rotura de puente térmico. Cualquier alternativa, por supuesto, es también perfectamente susceptible de ser empleada y, de hecho, así se ha hecho en múltiples proyectos. En las casas clásicas, por su parte, cuando en cubierta se dispone de ventanas se proponen las ventanas de techo Fakro o Velux. Los vierteaguas tanto en clásicas como modernas serán de piedra caliza.

 Persianas y cristales


Ya sea para casas modernas o clásicas, las persianas que se proponen de partida son de aluminio con aislamiento de poliuretano en su interior. De nuevo una apuesta por la eficicencia y la estanqueidad como también sucede con el cristal estándar que se instala en todas las ventanas. Un cristal inteligente 4/16/4 (cristal doble de 4 milímetros con 16 de cámara de aire) con control solar y bajo emisivo.

 Puertas


La puerta de entrada que proponemos en nuestras casas es la que, por ejemplo, encontramos en nuestro Chalet Piloto. Se trata de una puerta de PVC blanco reforzada. En ella también se incluye aislamiento y se trabaja de manera especial la hermeticidad para que no haya ningún tipo de pérdida que pueda afectar a la eficiencia energética de la vivienda.

 Carpintería interior


 

Apostando por la calidad en acabados y calidades, así como en la coherencia estilística y en el confort interior la carpintería interior que en principio ofrecemos (totalmente modificable) se adapta los preceptos de la arquitectura norteamericana. ASí, las puertas de paso y de armarios serán moldeadas y en blanco e irán con herrajes y accesorios cromados o dorados, pudiendo elegir entre cuatro diseños distintos en principio. En puertas y ventanas se instalarán marcos de DM pintados también blanco, igual que los rodapiés cuya altura será de 12 centímetros. La escalera interior, por su parte, se revestirá en la misma tarima que se instale en el resto de la casa. Siempre, por supuesto, adaptando diseño y acabados al gusto de cada cliente tanto a nivel estético como funcional. La calidad constructiva de una vivienda está en los detalles, en los acabados tanto interiores como exteriores. A la hora de afrontar la carpintería interior en Kolbeg apostamos por la ejecución al milímetro de cada detalle constructivo para ofrecer las mejores calidades ajustándonos a cualquier diseño y estilo arquitectónico, desde el más vanguardista al más clásico. A continuación detallamos los materiales que proponemos para la carpintería interior en primera estancia, siendo, como siempre, totalmente modificables y adaptables al gusto de cada cliente.

 Paredes de paso y de armarios


Entendiendo que cada persona es un mundo y, de la misma manera, cada vivienda es diferente, nuestra propuesta inicial en lo que se refiere a las puertas de paso y de armarios consta de cuatro modelos distintos. Nuestra propuesta inicial consta de estilos coloniales y modernos y con herrajes y accesorios que, de la misma manera, varían entre varios modelos tanto en dorado como en cromado adaptándose a los distintos gustos y diseños de vivienda. Las puertas, en principio, irán pintadas en blanco.

 Marcos


El acabado en puerta y ventanas cobra especial relevancia a la hora de generar combinaciones de colores y estilos de cara al interior de la vivienda. La rusticidad interior o el acabado moderno se derivan en gran medida de la capacidad de combinación y de asimilación de los distintos elementos decorativos y de acabados en el conjunto. Así, los marcos de puertas y ventanas serán, en un principio, pintados en blanco y en DM, o densidad media (aglomerado de fibras de madera aglutinadas con resinas sintéticas).

 Rodapies 


De nuevo, merced a la referencia norteamericana de diseño y construcción de casas, el acabado que ofrece Kolbeg se inspira en los realizados en viviendas tanto de Canadá como de Estados Unidos en una apuesta por incorporar las soluciones más empleadas en ambos países. Así, en un detalle como los rodapiés, que en una primera impresión podrían parecer irrelevantes, se apuesta por una solución algo más alta (12 centímetros) de lo que estamos acostumbrados a este lado del Atlántico y que genera una sensación de calidez y de confort que, sin ser determinante, sí que es un elemento más que juega en pro de convertir las casas en hogares. De nuevo serán en color blanco y en DM.

 Escalera interior


Buscando de nuevo la coherencia y la búsqueda de la calidez interior y de diseño el acabado de la escalera debe ir en sintonía de los acabados del resto de la casa. Así, el rodapié que acompañe a la escalera será el mismo que en el resto de la vivienda, de la misma manera que ésta será revestida con la misma tarima que incluya la casa.

Por supuesto, nuestros equipos técnicos y de diseño propondrán a cada cliente una serie de materiales y acabados que se ajusten lo mejor posible a su idea de vivienda y al estilo que con ella quieren transmitir. Lo aquí expresado es simplemente un punto de partida totalmente modificable en función de los gustos, necesidades y preferencias de cada persona.

 Revestimiento exterior


La primera impresión de la vivienda la marca tanto el estilo arquitectónico como los materiales que acompañan a ese estilo vistiendo la fachada. Aquí, de nuevo, nuestra propuesta varía en función de si buscamos un estilo más clásico o más moderno. En el primero lo habitual es el empleo de Kolbeg o de mortero acrílico multicapa, mientra que las viviendas de estilo cúbico se emplea normalmente el mortero acrílico multicapa en ocasiones combinándolo con revestimiento de tablero de madera-cemento o composite. Sin embargo, cualquiera puede ser el material, en uno u otro estilo, que cada cliente elija para el acabado de su vivienda para que ésta se adapte totalmente a sus gustos y necesidades e incluso a las especificaciones técnicas de cada municipio. La primera, la gran impresión que causará nuestra vivienda dependerá, como no podría ser de otra forma, del aspecto exterior. No sólo el diseño arquitectónico y los juegos de volúmenes y de cubiertas generan una sensación, también el material empleado en el revestimiento de fachadas tienen mucho que decir a la hora de mostrar la personalidad de la vivienda. La textura, las sombras, los colores o el empaque de una vivienda varían mucho en función del material elegido. Un material en cuya elección mucho tendrá que decir, sin lugar a dudas, el estilo arquitectónico de la vivienda; a saber, la piedra aporta rusticidad, el Kolbeg estilo de vivienda americana, el mortero se adapta, el ladrillo visto transmite fortaleza, etc. Sea cual sea el estilo, sea cual sea el material que prefiramos para nuestra vivienda. A continuación detallamos nuestra propuesta inicial tanto para viviendas clásicas como modernas. Por supuesto, totalmente abiertas a la personalización.

 Revestimiento para casas clasicas


Cuando hablamos de la vivienda canadiense o estadounidense por excelencia nos viene a la mente la típica fachada con revestimiento en Kolbeg, el material que imita a la madera pero que, a diferencia de ésta, no requiere de mantenimiento. Este es el material que en principio proponemos en cualquiera de sus colores o de sus estilos.Se colocará sobre rastrel de abeto generando una cámara de aire que dará lugar a una fachada ventilada. Otra opción, en el caso de las casas clásicas, es apostar por un mortero acrílico multicapa, color a elegir, lo cual implica la colocación de un sistema SATE, con lo que generaríamos un mayor aislamiento en el muro perimetral dando lugar a una eficiencia aun mayor que la habitual.

Ambos materiales tendrían un zócalo de arranque revestido en mortero monocapa, color a elegir. Aun siendo este el punto de partida, no por ello se está obligado a elegir entre estas dos opciones, pudiendo optar por cualquier revestimiento del mercado ya sea para toda la vivienda o combinándolo con otros. Es habitual emplear en las viviendas materiales como ladrillo visto, piedra, ecopiedra, cedro canadiense, composite, etc.

 Revestimiento para casas modernas


El estilo cúbico, minimalista o vanguardista pide otras texturas distintas a las de la madera, por lo que, por nuestra experiencia, la propuesta inicial que hacemos es la de un mortero acrílico multicapa (que también incluimos en nuestra propuesta para casas clásicas) ya que se adapta a la perfección a la concepción de vivienda moderan que se tiene en general. Este mortero puede elegirse en cualquier color y, frente al monocapa tradicional, presenta una composición que le hace totalmente impermeable merced a sus múltiples capas: una capa de mortero base, malla de fibra de vidrio reforzada, adhesivo de mortero polimérico y mortero acrílico de acabado. Todo ello colocado sobre un sistema SATE .

También se tiene en cuenta la combinación habitual para vivienda de estilo moderno en fachada, ya que el mortero suele ir de la mano con la opción estética de la madera-cemento o composite. Será, en cualquier caso, el propietario de la vivienda el que opte por la opción que más se adapte a sus gustos. La limitación de materiales no existe, cualquiera es suceptible de ser utilizado sea cual sea el estilo arquitectónico de la vivienda.

 Instalaciones eléctricas


Tanto el cuadro eléctrico de la vivienda como la red de electricidad serán tal y como rija la normativa pertinente. La instalación, eso sí, será monofásica de 220 voltios. Los puntos de luz, los interruptores y los enchufes se distribuirán y ejecutarán según cada cliente especifique junto al arquitecto en el proyecto, empleando mecanismos tipo “BJC Iris” color marfil o “Niessen Zenit” blanco, por supuesto ofreciendo la posibilidad de instalar cualquier otro modelo del mercado. La acometida de electricidad que en principio se incluirá, por su parte, será de 15 metros lineales desde la vivienda hasta la valla de la parcela. En lo referente a televisión y radio, se instalará la antena completa y se realizará la canalización tanto para teléfono como para, evidentemente, televisión y FM. A la hora de acometer la instalación eléctrica es importante tener en cuenta si disponemos de acometidas a pie de parcela o de si será necesario ejecutarlas. Y es que a la hora de elegir nuestra parcela ideal es conveniente tener este tipo de condicionantes en mente ya que serán necesarios a la hora de afrontar la construcción y los trabajos que ésta requiere. En cualquier caso, en lo que se refiere al interior de la vivienda la inclusión de la instalación en el proyecto es independiente de la disponibilidad o no de la acometida a pie de parcela.

 Desde la acometida a la vivienda


Resaltábamos la importancia de disponer de acometidas a pie de parcela puesto que, en caso contrario, será el propietario el que se verá obligado a hacerlas llegar hasta su terreno. En cuyo caso, se trata de una gestión ineludible que, según el municipio, puede acarrear algún que otro contratiempo. Desde Kolbeg, en cualquier caso, ponemos a disposición de nuestros clientes nuestros equipos técnicos para solventar este tipo de contratiempos. Incluimos en principio, en cualquier caso, la ejecución de la acometida hasta 15 metros lineales desde el pie de parcela hasta la vivienda.

 Especificaciones de la instalación


El cuadro eléctrico se instalará según normativa, de igual manera que la red de electricidad. Se realizará instalación monofásica de 220 voltios y, por supuesto, se llevará a cabo la canalización para teléfono, Tv y FM, así como la antena completa. En lo referente a los puntos de luz, interruptores, enchufes, etc, se llevarán a cabo según se idee el proyecto en función de las preferencias de cada cliente y de las recomendaciones del equipo técnico de Kolbeg. Los Mecanismos que se emplearán serán, en principio tipo “BJC Iris” color marfil o “Niessen Zenit” blanco, pudiendo, por supuesto elegirse cualquier otra opción que exista en el mercado.

 Instalaciones de fontanería


La instalación desde la acometida hasta la caldera o la llave de paso se realiza en una tubería de polietileno. Para la instalación de agua fría y caliente y la distribución de calefacción y agua caliente sanitaria se empleará o bien polietileno reticulado (PEX) o polipropileno (PPR), aislándose las tuberías con espuma de polietileno expandido. En cuanto a grifería se propone el modelo “Monodin” de ROCA o el modelo “Eurosmart” de GROHE. Los sanitarios van en color blanco marca ROCA, modelo DAMA M. El plato de ducha, en caso de optar por él, es de porcelana marca ROCA, mientras que si la elección del cliente es la de bañera nuestra propuesta inicial será de chapa de acero esmaltada, CONTESA de ROCA. Por otra parte, también se puede elegir ducha de obra con el mismo alicatado del resto del baño. Un proyecto llave en mano ha de contar con las instalaciones necesarias para poder entrar a vivir el día mismo en que la vivienda se finaliza. Así a la hora de plantear la construcción desde Kolbeg incluimos desde un primer momento la instalación completa de fontanería y los sanitarios y grifería. Es decir, cuando damos un primer precio orientativo estamos contemplando la ejecución de la vivienda final, sin disfrazar costes.

 Instalaciones


Desde la acometida hasta la caldera o llave de paso general se instala una tubería de polietileno. Para la instalación de agua fría y caliente se podrá realizar tanto en polietileno reticulado (PEX) como en polipropileno (PPR). Las capacidades de resistencia y flexibilidad de ambos materiales los convierten en idóneos para solucionar la instalación de fontanería y la distribución tanto de agua sanitaria como de la calefacción. De hecho, son estas soluciones las que, por ejemplo, se emplean para la calefacción en sistemas como el de suelo radiante y que han sustituido a los materiales “clásicos”, menos resistentes y con menos longevidad. Las tuberías, además, se aíslan con espuma de polietileno expandido.

 Sanitarios y acabados


Todo es a medida, todo se elige de manera personalizada, pero en nuestra experiencia sabemos que existen ciertos productos y acabados que son elegidos en la mayoría de los casos. En ese sentido nuestra propuesta inicial en cuanto a grifería, por ejemplo, es la del modelo “Monodin” de marca ROCA o el modelo “Eurosmart” de la marca GROHE. En cuanto a los sanitarios en principio irían en color blanco y serían el modelo DAMA N, también de ROCA.

La opción de ducha o bañera quedará a elección del cliente y, de hecho, también contemplamos como estándar la ejecución de una ducha de obra. Ésta iría acabada en principio con el mismo alicatado, o similar,  que el resto del baño. En el caso de optar por un plato de ducha, en cualquier caso, nuestra propuesta es la porcelana de la marca ROCA, mientras que la bañera iría en chapa de acero esmaltada modelo CONTESA, también de la misma casa.

 Instalaciones de calefacción


El alto nivel de aislamiento de las viviendas construidas por Kolbeg asegura una alta eficiencia energética y, por lo tanto, un ahorro considerable en la llamada hipoteca energética. Gracias a ello s e generan espacios agradables y confortables debido al mantenimiento de una temperatura interior constante. Algo para lo que también es necesario que la instalación de calefacción sea también de la más alta calidad. En ese sentido nuestra propuesta inicial en cuanto a calefacción sería gas, gasoil o calor azul a elegir, con caldera y radiadores de aluminio. Por supuesto, la elección de otros sistemas como aerotermia, geotermia o biomasa, por ejemplo, es opcional, así como la inclusión de una chimenea o la distribución de la calefacción por sistemas alternativos como el suelo radiante. La eficiencia de una vivienda está sometida a la calidad de su aislamiento y, por tanto, a la capacidad de mantener la temperatura interior minimizando las pérdidas y consiguiendo por tanto un alto ahorro energético. Pero además del aislamiento, es necesaria la elección de un sistema de calefacción adecuado para la optimización energética. En ese sentido, a la hora de elegir el sistema adecuado es imperativo tener en cuenta el estilo de vida de los propietarios de la vivienda para, así, buscar la manera más eficiente de calentar sus vivienda en función del uso que se le de a la vivienda. En cualquier caso, existen una serie de sistemas que consideramos los más comunes a la mayoría de casas que hemos construido, mientras que existen también otros sistemas alternativos que por supuesto son perfectamente compatibles con cualquier vivienda y estilo de vida.

 Instalación estándar


A la hora de realizar una primera aproximación al precio de una vivienda, nuestros sistemas de presupuestación y nuestros técnicos toman como referencia los sistemas más habituales y comunes que se suelen incorporar en la mayoría de casas. En ese sentido, nuestra propuesta inicial toma como referencia la instalación de calefacción a través de gas, gasoil o calor azul. La calefacción de gas cuenta con una caldera mixta de condensación , mientras que, por su parte, la calefacción de gasoil contará con su depósito correspondiente y en función del tamaño de la vivienda también se instalarán acumuladores de reserva o compensación. En cuanto al sistema de distribución de calefacción que se incluiría en un principio sería a través de radiadores de aluminio en color blanco de marca Ferroli o ROCA.

 Opciones alternativas


La modificación y adaptación a los gustos y necesidades de cada persona es algo que marca cada proyecto que realizamos y no sólo a nivel estético, sino también técnica y funcionalmente. Por lo tanto cualquier solución es susceptible de ser empleada. Así, calderas ecológicas de biomasa o pellets, sistemas de aerotermia, placas solares, geotermia o casi cualquier solución que exista en el mercado pueden ser instaladas en la vivienda. Por otro lado, es también habitual la instalación de chimeneas tipo ‘cassette’ o tipo ‘hogar’. De igual manera, el radiador de aluminio blanco que antes indicábamos puede ser sustituido por cualquier otra instalación como radiadores de acero, de piedra volcánica, suelo radiante, etc.

Instalaciones de saneamiento


La correcta ejecución de la red de saneamiento es la clave de una vivienda bien construida. Y es que un saneamiento mal ejecutado puede acabar llevando a una eterna sucesión de averías y reparaciones. Por eso en Kolbeg, como hacemos con cada milímetro de la vivienda, llevamos a cabo un exhaustivo control en todo el proceso de instalación de saneamiento. La red de bajantes y colectores irá ejecutada por su parte en PVC, siendo el tubo de bajante de PVC silencios. En lo que se refiere a la red horizontal de saneamiento se llevará a cabo con arquetas de PVC prefabricadas o de obra en función del proyecto. Mientras que la acometida se incluirá con pendiente natural empleando una tubería de PVC de hasta 20 metros lineales hasta el pie de parcela. La correcta ejecución de las instalaciones de saneamiento de una vivienda es una clave esencial en la construcción de la casa perfecta. Aunque no se trata de una fase que a simple vista pueda resultar tan relevante como los acabados interiores o exteriores lo cierto es que un saneamiento bien ejecutado ahorra muchos contratiempos en lo que a la vida de la vivienda se refiere. La correcta evaluación de una parcela en referencia con su saneamiento es imperativa a la hora de poder saber si tendremos que afrontar algún tipo de sobrecoste derivado de las condiciones de saneamiento generales.

 Condicionantes de la parcela para saneamiento


Un terreno se considera urbanizado cuando cuenta con las acometidas de luz, agua y saneamiento. Es importante evaluar si el nuestro dispone de estos tres pilares para afrontar la compra de dicha parcela. De no ser así, cuando queramos construir se nos obligará a realizar la conexión con la red general de saneamiento, es decir, con el alcantarillado. Así, en parcelas no urbanizadas o en segregaciones nos podemos encontrar con la obligación de obtener una licencia de cala para la apertura de la calle y poder realizar la conexión con la red general.

Por otra parte, la orografía del terreno marcará también la necesidad o no de una inversión extra en la ejecución del saneamiento. Tengamos en cuenta que el colector se instala bajo el forjado de planta baja que deberá estar a mayor altura que la cota de saneamiento para que sea la pendiente natural la que sirva de desagüe. En caso de no ser así se requerirá de una bomba que haga que el agua llegue al punto del colector donde la pendiente sea suficiente. Esto también puede ser necesario cuando la vivienda cuente con un sótano. Si éste se encuentra, que no necesariamente tiene por qué ser así, por debajo de la mencionada cota de saneamiento será necesaria la instalación de una bomba que haga que el drenaje perimetral, los hipotéticos cuartos de baño o la posible agua de lluvia que pueda descender hasta el nivel del sótano, se lleven hasta la altura del colector.

 Materiales y ejecución de la instalación de saneamiento


La red de saneamiento se realiza tanto para bajantes como para colectores en PVC, pero en el tubo de bajante se emplea el llamado PVC silencioso que, por motivos evidentes, es necesario para esta instalación. Por supuesto la instalación de arquetas para la red horizontal de saneamiento se contemplará en cualquier proyecto de construcción de vivienda, especificándose en el mismo en función de necesidades y normativa municipal si serán de obra o prefabricadas. Por otra parte, en cualquier presupuesto orientativo que podamos finalizar estamos incluyendo acometida de saneamiento de hasta 20 metros lineales hasta pie de parcela con tubería de PVC enterrada con pendiente natural.

Solados y alicatado


 

La calidad de acabados interiores y exteriores que proponemos desde Kolbeg van siempre en consonancia con la calidad constructiva de nuestras casas. Así, la tarima será flotante de roble con un espesor de 14 mm y acabada con barniz ultramate sobre lámina de foam aislante. En cocina y baños, sin embargo, la propuesta inicial será de gres, estimando en el presupuesto orientativo un precio de 12€/m2. De la misma manera en alicatados se estimará ese mismo precio en cuanto a azulejos, contando con que se alicatará a media altura en baños, llegando hasta el techo en zonas de ducha y bañera y en cocina incluyendo el alicatado entre muebles. Por supuesto cualquier otra opción del mercado en cuanto a suelos se puede emplear en función de los gustos del cliente. A la hora de evaluar un presupuesto orientativo es importante tener en consideración qué se está teniendo en cuenta en materia de acabados tanto interiores como exteriores. Y es que una apuesta por acabados de alta calidad es siempre más rentable tanto en lo que se refiere al confort y la calidez que puede transmitir visualmente una vivienda como a la durabilidad y resistencia de los materiales. En ese sentido desde Kolbeg siempre hemos apostado por la más alta calidad tanto en lo que rse refiere a los materiales de construcción como a los acabados y calidades interiores.

 Solados de vivienda


Nuestra propuesta inicial para suelos no tiende a verse modificada en muchos casos. Ello se debe a que, tal y como podemos observar en nuestra galería de casas construidas, se trata de un tipo de suelo que se adapta a la perfección a cualquier tipo de ambiente, desde los más rústicos a los más modernos, otorgando además una sensación de hogar y de calidez y confort casi única. Así, la tarima flotante de roble que proponemos es una de las tarimas más resistentes del mercado, no en vano tiene un espesor de 14 mm. El ancho, sin embargo, no es constante, y en la actualidad nuestra propuesta va más hacia un suelo más ancho debido a la tendencia actual en materia de suelo; dicha anchura es de 12 centímetros y viene protegida por un barniz ultramate que hace que la percepción de madera tanto visual como al tacto sea totalemente real. Además, la tarima se estructura sobre una lámina de foam aislante que da lugar a una resistencia y mejora de la eficiencia notable respecto a otras opciones.

El solado inicial para baño y cocina que se tiene en cuenta para ese primer estudio aproximado es un gres. Antes que proponer uno específico, dada la amplia gama que existe en el mercado, estimamos un coste de 12 €/m2 para todo el solado de baños y cocinas. Un rango en el que se mueven la inmensa mayoría de viviendas construidas por nosotros. En cualquier caso, no estamos limitados ni en baños y cocinas ni en el resto de la vivienda a ningún tipo de material, si el cliente así lo decide podemos instalar desde microcemento pulido hasta tarima laminada pasando por otras maderas, mármol, etc.

 Alicatados


El alicatado se realiza, como punto de partida, a media altura en baños. Al igual que ocurre con el gres de los suelos el precio de azulejo que se toma como referencia es de 12 €/m2. En zonas de ducha y bañera, eso sí, el alicatado llegará hasta el techo solándose también la zona de ducha de obra en caso de que se elija dicha opción. En lo que se refiere a la cocina se incluirá el alicatado entre muebles tomando también como referencia el precio de 12 euros por metro cuadrado. En ambos casos no se incluyen en principio de listelos y cenefas, aunque por supuesto se pueden incluir en la ejecución de baños y cocinas.

 


Contact Info

España / Orihuela Costa

+34 644 77 99 11

info@kolbeg.com

kolbeg.com

EnglishGermanNorwegianRussianSpanishSwedish